alejandra lezama blog Blog/Vlog Coaching

Mi Bendito Talón de Aquiles, última historia

Les voy a contar una historia “reciencita”. Sí, porque, aunque la toma de consciencia esté bastante elevada, a mí también se me presentan situaciones retadoras para trascender y seguir evolucionando. Eso es lo hermoso de la vida, de que, si es que estamos atentos, todos los días podemos seguir elevando la consciencia.

Como ya les venía contando, hay un patrón de relaciones de pareja que suelo repetir: hombres que no se quieren comprometer o que me son infieles. Eso en términos terrenales. Viéndolo desde un lado no dual (el único a través del cual yo elijo observarlo todo): soy yo la que no se quiere comprometer o me soy infiel (de alguna manera), y lo proyecto en ellos, los cuales sólo me brindan lo que yo declaro al Universo subconscientemente que deseo.

También les conté, que había trabajado bastante en esto, y había cambiado mi frecuencia para poder atraer experiencias distintas a mis días. Ciertamente, desde hace un año, las situaciones eran diferentes, pensé que, por fin, había eliminado del todo esas creencias y vibraba distinto. Pero ahí estaba la vida, para bajarme un poco el ego y darme un recordatorio grandioso en el camino.

La cosa es que conocí a un chico que me encantó (bajo el perfil que me suele atraer). Es algo que reconozco desde el minuto cero. El coqueteo fue mutuo. Estuvo bonito el conocernos. Pero, ¡boooom!, así de repente, en todo lo lindo de cierta conversación, me coge la cara con las dos manos (literal me la coge), me mira fijo y me dice: “No me quiero comprometer, no te enamores de mí, no me quiero casar nunca, yo ya tengo un sistema que funciona y la pareja estable no se encuentra incluida dentro”. Eso para resumir. Fue una balacera jaja. En ese momento, yo lo miraba, le sonreía y lo bendecía, porque pensaba: “Te amo flaquito, no eres tu hablando. Soy yo hablando a través de ti. Como si hubieran prendido una grabadora mía. Gracias por hacerme tomar consciencia de que aún no he sanado del todo mi falta de compromiso y que mientras no lo haga, seguiré atrayendo estas experiencias a mi vida para seguir teniendo oportunidades de hacerlo”. Eso pensé. Pero abrí la boca para decirle: “Eres un ser hermoso, no tienes idea lo hermoso que eres. Gracias, gracias, gracias.” Esa es la hermosa matriz, todos los días nos da empujones para ser más felices.

Lo cierto es que, dijo demasiadas cosas que me hincaban en el pecho. Es como si hubiera sabido todas las batallas que había luchado día a día en este tema. Y luego, la cereza del pastel, para asegurarse que lo tengo claro, se me brinda un recordatorio de: “Aún sigues proyectando la infidelidad en tu campo de energía.”

Desde mi visión, de total responsabilidad de todo lo que me sucede, elegí mirarlo, seguir escuchando atenta, intentando captar todo para luego ir a hacer el trabajo conmigo misma. Le agradecí su sinceridad y el haberme sacado de mi hermosa zona de confort donde ya andaba en ese tema por 1 año. Por eso hoy, lo veo como un ser divino y lo quiero tanto de un modo más sublime. Fui a mi casa, y anoté textualmente en un papel, todas las frases que más me habían gatillado. Anoté todo lo que me molestó de él, porque eso era lo que tenía que cambiar en mí. En el momento que yo me libere de ello, se reflejara de otra manera en mis interacciones amorosas. Analicé mi comportamiento. Reflexioné sobre si había sido auténtica y coherente con lo que deseaba, si le había dicho todo lo que pensaba o me había guardado algo por intentar quedar bien o evitar alguna reacción en él. Luego de dos días de mucha meditación, introspección (y de Palli a mi lado trabajando juntas como espejos), decidí hacer una larga lista de acciones que iba a realizar para comprometerme, porque requiero comprometerme con algo para crearlo en mi realidad. Así fue como: hice un mapa de sueños sólo de imágenes que impliquen compromiso, adornos de a dos, playlist de canciones de compromiso, comprometerme con un par de actividades y no dejarlas por nada; y así muchas originalidades. Se trabaja en todos los frentes, por dentro y por fuera, en simultaneo.

Luego, pasé a la etapa de: ¿qué tal te sientes con él? ¿le dijiste todo lo que deseabas o hay algo que todavía te está asfixiando? (Lo digo, porque llevaba con laringitis desde 10 minutos posteriores al suceso y eso en bioneuroemoción sólo es reflejo de que me estoy ahogando por lo que callo. Concluí que, habían quedado varias cosas en el aire y tomé mi oportunidad de expresarlo con total vulnerabilidad y autenticidad (¡así es como funciona!). No es tarea fácil. A veces, nos da miedo ser juzgados, que nos crean locos, que se alejen; pero se llama amor propio y enfocarse en lo que a mí me hace bien. Para lograr esto, se requiere grandes dosis de desapego, soltar el control, CERO EXPECTATIVAS, ya que muchas veces hacemos las cosas, buscando lograr una respuesta en el otro y ahí está el error, ahí está la manipulación. Lo que se requiere es, hacer lo que más me beneficia de la mejor manera posible para no lastimar a nadie. Lo que el otro haga con dicha información es su responsabilidad, su libre albedrío y su proceso. Lo que suceda luego de ello, es lo mejor que va a poder pasarnos, porque fuimos coherentes entre lo que pensamos, sentimos y decimos. Quizá no se entienda en un corto plazo, pero el paso del tiempo nos lo hará entender.

Le agradezco tanto a la vida haberme puesto esta situación, porque me permitió volver a dar un salto cuántico a mi evolución. Abrazo con todo mi corazón a ser maravilloso que fue mi espejo durante unas semanas y al que hoy puedo llamar AMIGO.

0 comments on “Mi Bendito Talón de Aquiles, última historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: