alejandra lezama blog Blog/Vlog Coaching

No culpes, ¡tú has elegido tu vida!

Durante gran parte de mi vida, viví con un sentimiento de culpa enorme. Constantemente me recriminaba y juzgaba cuando cometía algún “error”, cuando no trataba a alguien de la manera más cortés, cuando llegaba tarde (¡y así, una larga lista por día!). Yo era mi principal y más duro juez. Trabajé con mucho enfoque en la liberación de esa emoción y ahora les comparto mi visión.

La culpa lo malogra todo, empaña toda acción. No es la acción que hacemos, sino el sentimiento que tenemos atrás al hacerlo. Desde dónde viene nuestra emoción: ¿desde el amor o el miedo? En mi análisis de la culpabilidad, encontré que existen dos posiciones bien marcadas: el culpabilizar al otro o el sentirse culpable. Ambas son dañinas.

Cuando culpamos a alguien de lo que nos sucede, tendemos a pensar que ello tiene su raíz en el exterior. Al culpar a otro soltamos nuestra responsabilidad (¡el camino más fácil!). De esa manera, le otorgamos al otro el poder y nos convertimos en víctimas. Al otorgar el poder, perdemos lo más importante que tenemos: NUESTRA LIBERTAD A ELEGIR. Al ser víctimas, le damos la bienvenida a todas sus emociones derivadas: autopercepción de invalidez, miedos, pensamientos como “el mundo es un peligro”. ¿La puerta final? Nuestra invalidación como ser humano y la carencia de amor propio.

La culpa surge por calificar las situaciones de bueno o malo, buscando culpables. Si viéramos una oportunidad de aprendizaje en todo y en todos, no existiría la culpa. Al culpar, conseguimos convertirnos en inocentes; somos víctimas buscando autocompasión y simpatía de los demás. Así que, cuando queramos culpar a alguien, lo mejor es detenernos, observarnos y asumir lo que hemos elegido por vivir. Sólo dejando de culpar, podremos perdonar, y sentir toda la calma, energía y bienestar que ello conlleva.

Comprendamos que la culpa sólo es un mecanismo de proyección, ya que percibimos en los demás, aquello que más repudiamos en nosotros, pero no somos conscientes y no queremos verlo (¡nuestra proyección!). ¿Qué quiero decir?, que todo lo que nos molesta del exterior sólo es una proyección de cómo somos nosotros, pero que, al no quererlo verlo, se proyecta fuera. Cuando alguien es fastidioso, estamos viendo una característica que tenemos y no vemos en nosotros por ego, entonces lo depositamos en el inconsciente. Cuando culpamos a alguien, generamos un juicio, y seguimos envueltos en este círculo vicioso de culpabilidad. Para eliminar esto, se requiere: aceptar en nosotros aquello que no nos gusta de los demás, ver en qué situaciones puede estar siendo yo así, modificarlo y/o aceptarlo, perdonarnos (¡a nosotros!) y soltarlo. No habrá más culpabilidad ni castigo, sólo liberación.

Una vez que, nos encontramos en la etapa de ASUMIR LA RESPONSABILIDAD DE TODO LO QUE NOS PASA, tampoco nos vayamos al otro extremo: azotarnos por todo lo que no sale bien. Como lo conté al inicio, esto era que me pasaba. En lugar de culpar a los demás, me culpaba de todo. Finalmente, aprendí a amarme y a tenerme mucha compasión. Entendí que, un acto inoportuno, no define la bondad de mi persona. Me hice responsable de las consecuencias de mis actos, pero sin drama; comprendiendo que soy un ser humano con emociones.  Practiqué el soltar y el entender que no siempre las cosas saldrán como yo deseo. No tengo que caerles bien a todos y puedo ser feliz viviendo con ello. Aprendí a perdonarme, soltando todo juicio (bien o mal); y al soltar dicho juicio, me liberé. Observé en todo oportunidades para conocerme, ver mi alma a través del otro y trascender lo que haya que sanar.

¡¡¡Recuerden!!! Liberemos a los demás de nuestras necesidades. Asumamos nuestra responsabilidad sin sufrimiento ni juicio.

0 comments on “No culpes, ¡tú has elegido tu vida!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: