alejandra lezama blog Blog/Vlog Coaching

Vivir soltando y abrazando las infinitas posibilidades

Esta semana, se la he dedicado al “soltar”, porque creo que es una de las principales claves de la felicidad y al mismo tiempo, de lo que más nos reta conseguir.

El soltar nos permite ir más livianos por la vida. Es una práctica que requiere de buenas cuotas de fuerza de voluntad. Es una decisión consciente, que se demuestra en cada pensamiento, emoción y acción que elegimos tener. El soltar nos permite reconectar con nuestra esencia, porque nos deshacemos de todo lo que nos distrae, para quedarnos con lo que realmente es relevante para nuestra alma.

¿Por qué nos cuesta tanto? Porque hemos sido creados bajo creencias como: “Es más exitoso quien posee más”. Creemos que mientras más sumamos, más valemos. Sin embargo, la clave está en realizar el camino al revés, en RESTAR. Nosotros somos un “jarrón” lleno de energía que se agota, por eso, elijamos ser muy cuidadosos en qué utilizamos esa energía. Si un pensamiento, emoción o acción no nos beneficia, entonces la soltamos, y, de esta manera, no nos distraemos de lo realmente importa.

Elijamos cambiar el “acumular”, “retener”, “poseer”, “controlar”, “esperar”; por “regalar”, “desapegar”, “confiar”, “amar libremente”, “FLUIR”, “dar”, “vaciar”, “eliminar”. Mientras menos tengamos, más libres seremos. Menos ropa, menos muebles, menos rencores, menos peleas. Menos distracciones en lo externo, más encuentro con lo interno (donde se encuentra la verdadera paz). Soltar el creer que todo lo que tenemos, nos valida como seres humanos y nos completa. En las relaciones, sucede lo mismo, nos apegamos a alguien, porque depositamos en ese ser, todo el amor que no somos capaces de darnos. Nos da miedo quedarnos sin esa fuente de amor, lo queremos desesperadamente y solamente para nosotros, entonces, llegan las inseguridades, los celos y el control.  Lo bueno es que esto tiene solución y, se consigue trabajando en empoderarnos y amarnos. Entendiendo que, si nos amamos, no requerimos de lo externo para sentirlo.

Soltar todo, de tal manera que, no tengamos expectativas de nada. Sólo entonces, podremos amar incondicionalmente. Amaremos sin esperar que nos amen en igual magnitud, amaremos por el simple hecho de amar. Soltar sin una mirada negativa, de pérdida, de decir adiós; sino diciendo gracias por lo sucedido, siendo conscientes que de que, si aprendimos, ello sólo nos dará mayor felicidad.

Se requiere soltar auténticamente y desde el corazón. No basta con decir: “suelto el dolor que me produjo dicha situación”, sino en realmente dejarlo ir. Pongamos un caso: Nos molesta que nuestra pareja salga a fiestas solo, por eso, le reclamamos y no dejamos que vaya. Nos damos cuenta de ello y decidimos dejar ir ese fastidio, dejándolos ir a fiestas sin nosotros, pero siguiéndoles reclamando. ESO NO ES SOLTAR. Soltar es dejarlos ir y no reclamarles, porque la situación no nos incomoda y nuestra felicidad no depende de ese hecho externo (lleno de apegos y expectativas). Como vemos, el proceso de soltar requiere de gran autoconocimiento, toma de consciencia, fuerza de voluntad y valentía. Ahora mismo, podemos a empezar a practicar, soltando:

Nuestra necesidad de tener el control

No tenemos el control de nada, las cosas cambian de un segundo para otro. No tenemos el derecho de pedirle nada a nadie. El amor es pura libertad.

– Nuestras expectativas respecto a los demás

Vivir sin expectativas, es decir, vivir con sueños y metas, y trabajando en ellas, pero disfrutando el momento. Ser felices en el proceso, sin condicionar ese estado al cumplimiento de nuestros objetivos.

– Nuestras ganas de siempre tener la razón

Para aprender y transformarnos, hay que tener apertura. Entender que nuestra percepción es sólo una manera de ver el mundo y no es la verdad absoluta. Todos podemos ver una misma situación y tener distintas visiones, entonces ¿cuál es la verdad? Ninguna. Sólo somos distintos observadores y, al aperturarnos, nos damos la opción de aprender de esa otra mirada.

– Nuestro ego diciéndonos que es necesario “lucir bien” todo el tiempo

Las ganas de querer agradar y ser aceptado, nos hace dejar de ser auténticos y espontáneos. Esto es muy desgastante emocionalmente. Además, en el momento que sintamos rechazo, sufriremos mucho. Es más sano y amoroso, ser vulnerables y verdaderos; aprendiendo a aceptar a quienes disfruten con ello y quienes tengan que seguir otro camino.

El soltar es el mayor regalo de amor y acto de valentía que nos podemos dar. Practiquémoslo en cada oportunidad, en cada acción o persona con la que nos crucemos. Soltemos el pasado para permitirnos fluir con plenitud en este preciso momento, siendo libres de expectativas del futuro.

0 comments on “Vivir soltando y abrazando las infinitas posibilidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: