alejandra lezama blog Blog/Vlog Coaching

Cómo cerrar ciclos en tu vida

Un ciclo es el conglomerado de varios momentos vividos sujetos a emociones, sentimientos y vivencias a los cuales podernos apegarnos.

La dificultad para cerrar un ciclo se da, debido a que, nuestra mente se queda aferrada a dichos momentos, sin comprender que ya no pertenecen a nuestra vida y están afectando nuestra felicidad presente. Esto es el conocido APEGO.

Para poder cerrar un ciclo, no se trata de evadir u olvidar, sino de ver qué podemos aprender de ello para transformarnos en mejores personas. De esta manera, el recuerdo será con aprecio y gratitud. Entenderemos que, valió la pena esa etapa, porque nos dio grandes lecciones y nos preparó para hacerlo mejor en las próximas interacciones.

Sin embargo, hay que saber diferenciar entre realmente CERRAR un ciclo y negarlo. Cuando evadimos la existencia de esa etapa y hacemos como si nunca hubiera sucedido; nos encontramos ante una negación. Esta manera de enfrentar la separación no nos permitirá avanzar sanamente, porque no tendremos un espacio de duelo para reflexionar, llorar y soltar. Esto hará que nuestras maneras de ser que afectaron esa etapa, se vuelvan a repetir, porque no las estamos liberando y transformando.

Es importante trabajar con nuestra mente y emociones. Existen terapias, rituales, técnicas, sesiones, creencias que nos podrán ayudar a cerrar el ciclo. En una primera etapa, es necesario sentir el dolor y recordar, para luego, perdonar y sanar. Evidentemente, requiere de bastante trabajo interno y valentía, por eso, mientras más rápido se haga, más rápida la recuperación auténtica.

Algunas maneras de cerrar ciclos son:

  1. Recordar

Sí, es necesario recordar. Recordar lo negativo para soltar y aprender. Recordar lo positivo para agradecer y aprender. Las cartas de soltar son muy efectivas. En ellas, ponemos todos lo que recordamos, pero ya no deseamos mantener; así como todo aquello que agradecemos, porque nos ha enseñado. Luego la quemamos. Para realizarlo, hay que la importancia de consciencia debida.

  1. Perdonarnos

Dejemos de azotarnos por lo que hicimos mal o pudimos hacer mejor. Dejemos de castigarnos todo el tiempo. Aprendamos a tenernos compasión y empatía por nosotros. Valoremos lo que sí hicimos bien. Aprendamos a tenernos el mismo cuidado y atención que le dimos a los demás.  Comprendámonos como comprendimos al otro.

  1. Perdonar

Este es un trabajo personal que puede ser un poco duro pero sabio a la vez, ya que, para perdonar, no se requiere que nos pidan perdón. Incluso, es perdonar sabiendo que la otra persona podría seguir resentida.

Tenemos que entender que, no es nuestra responsabilidad el proceso de sanación de la otra persona. Es comprender que, cada persona tiene su tiempo y recursos. Es comprender que, hizo lo mejor que pudo desde su nivel de consciencia, no fue su finalidad lastimarnos, decepcionarnos o herirnos. Es comprender que, fueron momentos y decisiones malas, pero que ello no puede definir nuestro futuro.

 

  1. Aprender a vivir sin todas las respuestas

Dejemos de racionalizar todo. Dejemos de suponer. Dejemos de sufrir. Jamás vamos a saber a ciencia cierta todo lo que el otro sintió o por qué hizo o dijo tal o cual cosa. Elijamos vivir con la incertidumbre, ya que el proceso de querer saber todo, sólo nos desgastará más y nos quitará energía para afrontar la etapa que estamos viviendo ahora.

  1. Aceptar

Aceptemos y no intentemos cambiar todo; ello sólo nos traerá más frustración. Dejemos de pensar en las distintas posibilidades que pudimos hacer, porque es pasado y ya no podemos cambiarlo. Olvidemos el: ¿Y si hubiera…? que tanto suelo torturar.

  1. Soltar

Para soltar, primero vivamos nuestro duelo, porque es en este proceso donde eliminaremos todas las emociones negativas. Es necesario vivir todas las etapas del duelo: Negación, rabia, negociación, tristeza y aceptación. Luego de ello, volveremos a recobrar la fortaleza y paz que nos caracteriza.

Finalmente, si sentimos que ha desaparecido nuestra ilusión, confianza, felicidad por la pérdida de una situación o ser querido, es porque nos hemos apegado a ello que “perdimos” y pensamos que nunca más podremos ser felices, porque se ha ido la fuente de nuestra alegría. La verdad es que, esos sentimientos de felicidad hacia ese momento o persona, se generaron en nosotros, nacieron en nuestro interior. Por ende, somos los únicos responsables de dejar ir esas emociones y estar listos para recibir alegrías de los nuevos ciclos. Mientras no soltemos, no habrá espacio para otra energía (persona, cosa, situación) en nuestra vida.

6 comments on “Cómo cerrar ciclos en tu vida

  1. Que sabias y lindas palabras Ale…. pero el proceso de cerrar un ciclo es triste.. y muy dificil… el apego lucha con tu ser… aceptarlo… y dejarlo ir.. es mas facil… porque tu razon te hace comprender que el que fallo fue otro… no tu… pero recuperar tu ilucion.. confianza… alegria… amor… que ya no habitan en tu alma… como hacer para que vuelvan…??? Y poder creer otra vez..

    Me gusta

    • Alejandra Lezama Morón

      Soltar es la clave, soltar sin sufrimiento y con gratitud. Al soltar, damos espacio para que otras experiencias, emociones y personas lleguen. Además, recuperar el amor propio, porque de esa manera, todo lo que a atraigamos será desde emociones sanas.

      Me gusta

  2. Elizabeth Gonzales

    Hace 15 días falleció mi papá y leer este artículo me reconforta de alguna manera, siempre está el miedo de caer en depresión yo o mi mamá por eso trato de leer libros, artículos, etc. Gracias miss Ale!

    Me gusta

    • Alejandra Lezama Morón

      Hermosa, me hace demasiado feliz saber que te ha servido. Todo mi amor y luz para ustedes. Siempre puedes escribirme y conversamos. Un abrazo inmenso.

      Me gusta

  3. Hola ale, tengo años tratando de cerrar una etapa pero siento que es imposible no se como hacerlo por momentos siento que naci con ello y qie morire con ello.. En serio es difícil.

    Me gusta

    • Alejandra Lezama Morón

      Hola Allison. Todo pasa, todo tiene solución. Mucha fe y amor. Escríbeme al 968380093 y conversamos con calma. Linda semana.

      Me gusta

Responder a Elizabeth Gonzales Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: